LAS PELÍCULAS SE VEN EN UNA SALA DE CINE

En el año de 1895 los hermanos Lumiere llevaron a cabo la primer proyección pública de una película en Francia, lo hicieron en un café ante varias personas, a la par de este evento Thomas Edison proyecto una película en Estados Unidos, tanto ha sido la cercanía de las proyecciones que a la fecha se disputan estos países quien fue el primero en inventar el cinematógrafo.

La importancia de quien fue el primero es irrelevante; en los años subsecuentes países como Alemania, Suecia, Rusia e Italia ayudaron a darle forma y crear los principios de lo que hoy conocemos como cine, su lenguaje, su forma y su contenido, Hugo Münsterberg conocido como el primer crítico de cine, pedía se considerará al cine como arte desde los principios de estas proyecciones.

En la primera década del siglo XX, Estados Unidos y Francia ya veían este naciente arte como negocio. Edison a través de contactos con altos cargos en el gobierno de Estados Unidos crea disputas sindicales y abusos gansteriles, obligando a un grupo de migrantes judíos a fundar en el oeste de ese país, Hollywood, ahí con total libertad invierten y producen, los Europeos a la mano de Pathé, promocionan directores y compran películas en distintos países, dan cámaras y rollos, dando mas oportunidad a la experimentación y búsqueda de historias únicas, para la distribución establecen salas de cine, así los Europeos apoyan al autor para atraer público y los Norteamericanos prefieren crear y comprar ideas mas complacientes para generar dinero; ambos negocios fueron florecientes y de no haber sucedido la primera guerra mundial, es posible el cine hubiera tenido una evolución diferente, pero seguro habría llegado al mismo punto donde se encuentra el día de hoy, dividido entre comercial y arte.

Comercial o Arte

Al término de la primera guerra mundial Estados Unidos comenzó a promocionar su cine por la devastada Europa, esto hizo que muchos directores del viejo continente comenzaran a producir películas que tuvieran mas identidad con sus paisanos, dando inicio a que el público y críticos diferenciaran las películas como comerciales o de autor, esto no solo decidió como se iban a proyectar las películas, si no también a que público iban dirigidas, estas distinciones hicieron que las compañías productoras crearán estrategias para manejar el dinero y hacer publicidad, en Estados Unidos comenzaron incluso a pretender mandar en los gustos del público, aún así hubo grandes cineastas que lograron cruzar las fronteras entre el arte y lo comercial, por mencionar a quien considero el mas importante de la época, Charles Chaplin, en Europa intentando reconstruirse tras el final de la gran guerra, dió a importantes directores, productores y escritores la oportunidad de hacer grandes películas.

Capitalismo.

El principio del capitalismo es la producción en serie, las compañías de cine lo entendieron a la perfección, junto con inversionistas comenzaron las distribuidoras; hoy nos sorprenden compañías como Uber, AIRBNB, Netflix, etc. Que sin producir nada hacen dinero a través de la renta de los servicios de terceros, en los 20´s así lo hicieron las compañías de distribución de cine, no invertían en producción de películas, solo tenían que rentarlas a creadores y distribuirlas, las ganancias se repartían primero para el distribuidor, después para el realizador, de esta manera la sala de cine toma una importancia relevante en el negocio de las películas.

Hoy día caemos en el juego de los distribuidores, su principio obtener dinero para su beneficio y no necesariamente para la promoción de la expresión artística. Los realizadores escriben las películas pensando en pantalla grande, una sala de cine aún a pesar de que este repleta de gente es un lugar intimo, donde el director nos puede decir algo personal, un secreto, una idea, desde el inicio de la película el realizador busca una conexión con la audiencia, así, a través de esta convención, el pueda transmitir su mensaje; esto se puede lograr también en una pantalla de televisión, siempre y cuando tengamos la disciplina y concentración para ver la película, lo absurdo es verlo en pantallas de celulares o tabletas, no solo por que estas son en si un producto hecho para distraernos, si no que al ser tan pequeñas las pantallas, se pierden por completo detalles que han sido colocados para crear una conexión con el público.

Todo el equipo de una producción desde el guionista hasta el editor, conceptúa la película en la pantalla de una sala de cine, hoy las generaciones que nos dedicamos a esta profesión lo hacemos porque vimos cine en el cine, también es cierto, muchas películas las llegamos a ver de videocasete y en compañía de la familia, las distracciones eran distintas a las de hoy, en un futuro las generaciones decidirán como harán sus películas y donde querrán verlas proyectadas, hoy día estas plataformas alternas a las salas de cine han sido una opción para aquellos que les interesa hacer cine independiente, mas personal, también es cierto que, estas plataformas se han dado cuenta del negocio que es producir películas en serie, eventualmente habrá un balance de la situación y lo importante es que el cine evolucione tanto su calidad, como su distribución y producción.

A lo largo de la historia esto a sucedido cuando el público comienza a demandar mejor calidad, dejando de asistir al cine y mostrando desinterés por lo que sucede en la pantalla, es ahí cuando productores, distribuidores, realizadores y guionistas buscan las nuevas tendencias para llegar al público, después de la primera guerra mundial solo ha habido excepciones históricas que el cine a evolucionado por si mismo, el neorrealismo Italiano, los Franceses de los sesentas, la ola independiente de los setentas en Estados Unidos y el Dogma; los avances técnicos y demás han sido impulsados por grandes estudios y distribuidores, ejemplo el sonido para sacar de la bancarrota a la Warner, el color para ampliar salas de cine, el 3d y abuso de efectos, para competir con la Televisión, etc.

Las plataformas

Hoy día buscamos espacios donde se pueda ver todo tipo de películas, tener libertad; en la actualidad un puñado de personas son las que determinan que películas le van a interesar al público y cuales no, los criterios que utilizan para crear este algoritmo son criterios ambiguos, a muchos, en muchos lugares, nos han arrebatado la facilidad de ver cine de otros países, las opciones se reducen a cines independientes o cinéticas, en México, esta oportunidad esta centralizada en la ciudad de México, en el resto de la república, están las plataformas por internet, de ahí que han tomado fuerza y popularidad compañías como NETFLIX y Amazon Prime, pero la prueba de que las productoras en serie dictan las normas de lo que vemos, han quedado lejos de la competencia propuestas como Filmlatino, esto debido a nuestra falta de cultura cinematográfica.

Al final, lo que queda es esperar el cambio, que se estabilice la industria, cansarnos de los universos de super héroes, entonces habrá una búsqueda por llegar al público, y al público le gusta ser retado, les gusta el drama y los misterios una buena historia, querrá ir al cine a reflexionar, pensar, convivir, estoy seguro esto va a suceder nuevamente.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.