MIRAR CINE

El espectador solitario.

Cuando comienzo a ver una película, primero soy espectador, para cuando termina, ya soy un personaje, esto me sucede todo el tiempo. Cuando era mas chico, aún recuerdo, al salir de la sala me preguntaba ¿de qué trató?, ¿cuál fue la moraleja?, encontrar la respuesta me era en algunas más difícil que en otras, este trabajo mental no era una distracción era, lo es aún, la forma en que distingo de una película que deseo recordar y otra que no necesito recordar.

En mi adolescencia, me obsesione un poco mas con la reflexión, tenía mas preguntas que respuestas, al platicar de ellas con mis compañeros de la escuela, sentía que habíamos visto películas distintas, o habíamos entendido cosas diferentes, la mayoría de las veces me sentía solitario; mientras muchos pasaban horas discutiendo errores de continuidad yo pensaba mas en la aventura del héroe, sus conflictos y meditaba sus acciones, me preguntaba ¿Qué es lo que había llevado al protagonista a hacer tal o cual acción?, aunque no fue fácil por un tiempo, al pasar los años me tope con personas que pensaba y discutían los temas igual que yo, aún a pesar de ello, cuando veíamos una película juntos yo me sentía solo, sea en la sala de cine o en la sala de una casa, siempre comenzaba como espectador y terminaba como un personaje de la película.

Series de Televisión.

Mi generación creció con series de televisión extrañas, solo aquellas que eran para adultos y tenían formato de telenovela, tipo Dallas, tenían alguna continuidad en la historía, había algunas un poco mas elaboradas en este asunto como Hulk, pero en lo general a lo mas que llegábamos era a sufrir con frases como “to be continued…”, para ser sincero no nos importaba mucho dar seguimiento a lo que ahora llamamos, temporada, todos los capítulos tenían principio, medio y final, los personajes eran sencillos y sus conflictos eran simples, no había ninguna trama compleja.

Hoy en día la serie de televisión ha cambiado, comenzando por la cantidad de opciones que hay, según estadísticas de Estados Unidos, diariamente la mayoría del mundo tiene acceso a aproximadamente 500 dramas distintos para escoger; en lo personal veo muy pocas series de televisión, lo cual no me hace un público crítico para evaluarlas, pero de las pocas que he visto, tienen las mismas complejidades y conflictos de los de cuando era chico, y su finalidad es la misma, vendernos papel de baño (83,048,116 rollos se hacen al día en el mundo, con un árbol del tamaño de un edificio de 8 pisos se hacen 700 rollos de papel higiénico).

La base principal para hacer una serie de televisión es el marketing, hoy día en Estados Unidos una serie de televisión esta hecha de la misma manera que las hamburguesas de McDonalds o Burger King, sub especialistas de distintas etapas -guión, dirección, fotografía, arte- están guiados por un productor para crear los personajes perfectos, en las situaciones perfectas, se contratan psicoanalistas para estudiar las emociones, no la calidad del producto, ¿con qué fin? que el público no piense mucho en la trama, de esta manera pueda distraerse y al final comprar papel de baño. Esto no es nuevo para los norteamericanos así hacen la música pop hoy día.

Las películas

Productores y directores de películas, buscan contar historias, tienen estructuras complejas en algunos casos, experimentan, por lo general su objetivo no es conseguir que su público compre productos de alguna marca, si no entretener, reflexionar, divertir, emocionar, para alcanzar estaos objetivos es importante estar concentrados, sin interrupciones que nos permitan seguir el hilo de una historia, las películas no se deben escoger al azar, si no como un buen libro, debe uno saber que es lo que va a ver, si hoy a cambiado esta manera de ver cine, no es culpa del espectador — no del todo — si no la forma que se nos ofrece cine; desde la década de los ochentas el cine se ha hecho una fuente importante de dinero para los grandes estudios de Hollywood, no solo por lo que se consigue en taquilla, si no por lo que se logra generar alrededor de una película, quizá nos impresione hoy día que una película cueste mas de 500 mlls. USD, estas películas están destinadas a generar mas de 1 billón de dólares solo en taquilla, pero entre 3 a 4 billones de dólares en derivados, por ejemplo Avengers generó mas de 7 billones de dólares en derivados… y contando.

Estas son excepciones, para producir una película de super héroes o Star Wars, no solo utilizan al Crew de cine común y corriente, en la pre producción contratan psicoanalistas, matemáticos, economistas, publicistas, ejecutivos de La Bolsa de valores, todos ellos antes siquiera de poner el titulo o pensar en un guionista; en la post producción además de los antes mencionados, hay funciones de cine especiales, donde se colocan cámaras para ver el movimiento de los ojos de cada espectador y saber que está mal en montaje y como se puede mejorar, todo esto no es para hacer historias de calidad, si no para conseguir que te involucres con la franquicia y al salir logren venderte desde el próximo smartphone hasta autos, ropa, computadoras, comida, etc. bajo unos valores y principios frágiles y muy flexibles.

Como se deben de ver las películas.

Curtis Lindsay, con respecto a como se debe de escuchar música nos dice que hay dos formas vertical y horizontal. Vertical significa que debes poner mucha atención a todo lo que sucede en el AHORA, por debajo y arriba de la nota, esto significa que debes saber en que tono es la música, fijarte muy bien en los acordes, sentir lo que el compositor quiere decir, por lo regular este tipo de música es la clásica. Horizontal, significa que debes de poner atención a la letra, la música es solo un acompañante, la melodía te dice a donde ir si adelante o atrás, con esta no necesitamos estar tan enfocados en los tonos de la música si no mas bien en la interpretación, por lo regular es de tipo POP. En esta descripción, Lindsay, aclara que esto no es lo que hace a un genero de música mejor que otro, solo es una observación de como ella escucha la música.

Considero que el cine es igual, hay películas que se ven de forma horizontal y otras de forma vertical, algunas requieren que nos concentremos en todo lo que sucede en el cuadro en todo instante, para seguir el hilo de la historia, en muchas películas el director prefiero hablarnos de forma plástica, en otras no demandan tanto de nuestra mente, nos llevan poco a poco por la historia, los fondos y algunas acciones son mas decorativas que dramáticas; ¿todo esto sirve para calificar si una película es mejor que la otra?, no lo creo, pero si es importante poder saber las diferencias para poder disfrutar de todo el cine.

Hoy día es común que en cualquier reunión haya personas que intercambian opiniones de la calidad de una película, por la época que se vive en este momento, hemos comenzado a confundir aquellas historias hechas para la televisión y aquellas hechas para el cine, debemos mucho de esta confusión a las nuevas plataformas digitales y a nuestra falta de cultura audiovisual, no porque una película este en Netflix o HBO quiere decir que dejo de ser película para convertirse en serie de televisión, nosotros somos quienes cometemos el error a la forma de ver cine, no escoger bien lo que vamos a ver, no leer la sinopsis, no poner atención a los primeros 15 minutos de la película, interrumpir la transmisión constantemente, son solo unas de las maneras en las que nos distraemos, dificultando nuestra comprensión a la trama, pues, tenemos otras cosas que importan mas que sentarnos a ver una película.

Siempre habrá personas, que como yo, nos sentimos solos viendo una película, aún con la sala llena, una cosa que nos define como seres humanos es nuestra individualidad, de ahí que cada persona vea con distinta perspectiva la misma historia que se proyecta en la pantalla, esto es algo que me emociona, así al platicar de la película, analizarla, reflexionar sobre ella, puedo escuchar el otro punto de vista, me gusta cuando sus palabras son mas que “Esta buena, me gusto mucho, un poco predecible, es una gringada, esta lenta ¿no?”, me gusta cuando estos adjetivos los acompañan con razones, con pasión, con un sincero punto de vista, debo ser sincero y decir que hay ocasiones que ni siquiera indago en el punto de vista de la otra persona, esas veces cuando veo que se distrajeron con el celular, que se movieron de su asiento por estar incomodo, que bostezaban, que iban al baño mas de dos veces, esas ocasiones solo me limito a asentir con la cabeza su opinión.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.