Lullaby de The Cure: Los miedos vienen de donde menos piensas

Soonatas

Aquel lejano bombillo
es el único que asoma un poco de luz en el oscuro espacio, aun agradecido ya
que mis ojos aun reciben esas pequeñas gotas de iluminación, hay esperanza de
no ser víctima de la noche, la que llega con sonidos perturbadores, la que trae
ese helado soplido que va recorriendo lentamente tu espalda, esa que comienza sutilmente
en la nuca desnuda.

Ese hilo de luz del
delgado vidrio es la seguridad, evitando que la oscuridad se adueñe de la
habitación, llenando de penumbra los alrededores de la tibia cama. Aun con los
ojos muy abiertos voy revisando cada rincón, sin el deseo de dar un paso en
falso, aun me persigue la idea que si coloco un pie en el frío suelo se abrirá las
puertas del infierno.

Puedo ver como en
aquella pared cubierta con ese viejo papel tapiz aparece una sombra compleja, no
tiene forma…

Ver la entrada original 1.091 palabras más

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.