POSIBLES ESCENARIOS.

Visualizar antes de hacer es un ejercicio que demanda concentración. Debes imprimir en la mente el objetivo, paso a paso, tiene que haber mucho detalle. Establecer los obstáculos, hacer diagnósticos sobre ellos, encontrar la forma de prevenirlos. No debes de pensar en un solo camino, entre más caminos imagines, mayor será la profundidad y claridad en el proceso. Evita las variables y si las utilizas, que no sean más de tres. Cuando logras claridad en el proceso, le das la oportunidad a tu mente de utilizar tu lado creativo.

El señor Coto y sus vacaciones.

Durante un fin de semana, mientras comían en una plaza de la ciudad, el señor Coto le platico a su familia que las próximas vacaciones irían a Disney World. Fantaseó de lo que iban a ver. Juegos mecánicos, los castillos. Los meses siguientes todos imaginaban como sería el viaje. Que iban a comprar, a que juegos se subirían. Al acercarse la fecha para preparar su viaje, el señor Coto se percató que su visa estaba vencida, al querer comprar los boletos de avión o buscar un paquete, todo estaba más caro que unos meses atrás. Varios obstáculos comenzaron a entorpecer sus planes. No había tiempo suficiente para resolver todos los problemas. Decidieron cambiar sus vacaciones de Disney World, por una ida a Six Flags en la Ciudad de México y una comida en tres marías.

El poder de la visualización.

Es común que las personas se visualicen teniendo éxito en sus proyectos. Se imaginan los logros que van a obtener. La verdad es que cuando se hace esto, solo se está haciendo un ejercicio de auto-motivación. Visualizar un camino es amar el proceso, no el resultado. La motivación no es mala, pero debe de estar dirigida a algún punto.

Atajos de la mente.

Cuando no sabemos por donde comenzar. Cuando estamos abrumados por el trabajo por delante, es importante sentarte un rato, tomar un lápiz y un pedazo de papel para desahogar todo lo que tienes en la cabeza. listado, mapa mental, anécdota, una bitácora. No importa como desahogues tu cabeza, es importante hacerlo. Con esto logras dos cosas, uno, hacer espacio en tu mente superior para poder organizar y explotar tu creatividad, dos, comienzas a visualizar el camino por delante. Miras todo como si fuera un mapa.

La mente cuando está abrumada de ideas y conceptos que no ha logrado digerir, comienza a hacer atajos —es apática— siempre busca el camino más corto, pero hay un problema, omite lo que no entiende. Cuando estás en el desarrollo del proyecto te topas con las cosas que tu mente omitió. Aquí es cuando la mente tiene preparada un montón de excusas.

Preparación de Stanley Kubrick.

Stanley Kubrick, le tomaba años de preparación investigar sobre un tema antes de planear la producción. Se sabía que era obsesivo, cada detalle lo visualizaba. Cuando tenía una duda indagaba hasta el hartazgo. Se dedicaba a escoger la música, veía la distribución, se imaginaba la puesta en escena. Que ganaba, que al momento de llevar a cabo el proceso, podía darse tiempo de innovar de hacer planos no programados, de exigir a los actores resultados. Tenía tan claro los pasos a cubrir, que la toma de decisiones era más efectiva.

Modelos mentales

Visualizar un proceso completo, es desglosar por etapas. Cada etapa presenta obstáculos y metas a cumplir. Para tener claro como superar los obstáculos y cumplir con las metas planteadas es necesario tener a la mano varias herramientas, estás son conocidas como modelos mentales. Creas un modelo en tu mente de un proyecto, imaginación y creatividad son esenciales. Los modelos se forman a través de la propia experiencia o de terceros. Sirven para crear un pronostico acertado y aligerar la toma de desiciones.

Análisis de un escenario.

Es el proceso de analizar diferentes escenarios posibles considerando distintos resultados. Reúnes información, construyes los escenarios, cada vez que obtienes nueva información corriges y mejoras tu escenario planteado. Entre más verídica la información con la que construyes tu escenario, mejor el resultado final.

Teorema de Bayes.

Describe las probabilidades que existen para que suceda un evento. Se puede predecir que suceda basado en la información estadística que existe sobre el evento. La mayoría de las veces, al no encontrar estadísticas o datos utilizamos la experiencia, el problema radica en solo utilizar la propia experiencia en lugar de crear una base de datos amplia.

Inversión.

Ayuda a crear las condiciones y planear los resultados finales. Funciona partiendo de imaginar el resultado final y después construir el proceso y los pasos que debes crear para llegar al resultado final proyectado.

Información, base de datos.

Uno debe reunir toda la información posible, crear una base de datos, de está manera la información trabajará para ti. Es un error reunir datos ambiguos, poca información, o en algunos casos, solo aceptar información positiva. Esto origina que las desiciones a tomar dependan mas del azar que de los hechos.

Acepta la realidad.

Aplicando los modelos mentales correctos, puedes ver con claridad la realidad de un proyecto. Engañarse a si mismo solo es entorpecer las cosas. Plantear objetivos en base a la suposición o deseando alongar el tiempo, por lo general da resultados promedio.

Enamórate del proceso, no de los resultados.

La ansiedad es el enemigo de la creatividad. No se debe confundir con la presión, la cuál a veces funciona como combustible. Estar pensando si vas a llegar o no a la meta en lugar de gozar por lo que estás haciendo en el momento, da ansiedad. La tranquilidad y trabajo en equipo se da a través de una buena planeación. De la aplicación del correcto modelo mental. Emociona cuando puedes emplear las herramientas que tienes a la mano para sacar provecho al día a día, resolver problemas.

La meta final es ser feliz.

Celebrar cuando alcanzas un objetivo, es bueno. Sirve para reflexión sobre la manera que alcanzaste la meta, cuales fueron tu aciertos y cuales fueron tus errores, corregir para continuar el camino. La celebración es el preámbulo de un nuevo comienzo. Crecer, aprender y comunicar son los objetivos que debes alcanzar a cada paso. Celebrar en grande cuando aún no llegas a la meta final deseada, te distrae, la mayoría de las veces es una máscara. La mente en su apatía por evitar el trabajo te convence que has llegado al punto final. No te confundas, aún hay un tramo por delante y debes guardar energía y esfuerzo.

Se reconoce como el final de un proyecto, cuando disfrutas los resultados. En el instante que lo puedes mostrar sabiendo que no hay marcha atrás. En el resultado final se refleja tu trabajo, concentración y profesionalismo. Solo al obtener algo que muestre quien eres tú, es cuando uno debe celebrar.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.