LA RESPUESTA TARDÍA AL VIRUS QUE LLEGÓ.

Un hombre juega al ajedrez con un perro en un parque, pasa un transeúnte y los mira “Eso es impresionante”, dice el transeúnte, “No tiene nada de impresionante” contesta el jugador de ajedrez “Voy ganando tres juegos a uno”.

José es un vendedor y recolector de chatarra, es uno de los tantos que jala un carretón por las calles de la Ciudad de México pidiendo fierros, chatarra y demás cosas que no te sirvan para después venderlas. Dos veces a la semana José viene a regar el jardín de mi casa, lo ha hecho los últimos cuarenta años. José tiene alrededor de 75 años, en realidad no lo sé y él nunca contesta en serio cuando le pregunto, es de manos fuertes, amplia espalda y camina siempre erguido.

El día de ayer le pregunte que si pensaba venir la próxima semana, que sería bueno comenzara a salir menos a la calle, la razón, el coronavirus —Yo no creo en esas mamadas— contesto, y después me aseguro que no iba a faltar por una mentira del gobierno; no lo intenté disuadir, claramente era una perdida de mi tiempo.

Es posible que esta pandemia nos haga al fin pensar; ¿Podremos después de esto, basados en la ciencia atender con seriedad el cambio climático? ¿Quizá al final podamos fortalecer la justicia y parar los indices de violencia? ¿Podremos después de 200 años al fin, basados en la razón, evolucionar el sistema político? Lo dudo, es más no lo creo.

Las probabilidades.

Desde el comienzo de la noticia sobre el nuevo virus y su sencilla y eficaz manera de propagarse, escuche a varios gobernantes tomarlo con calma, decir que esto solo era pasajero, para finales de marzo todo esto se habría olvidado. Escuche a sus jefes de salud, la mayoría coincidía en que este virus iba a ser peligroso, y se deberían de tomar medidas urgentes lo antes posible. Países de alto riesgo no lo tomaron en serio, Italia, España, Estado Unidos, son ejemplos de malas desiciones hechas por políticos ignorantes. Hay peores, en México nuestro presidente junto con la secretaría de salud ha establecido Fases, asesorado por médicos expertos, confía en que esta gripita se va a curar con un buen té y como el mismo lo ha mencionado, protegidos con un par de figuras de santos en la cartera. Todo es burla y broma, así de creativos somos en México.

¿La secretaría de Salud toma en cuenta en sus fases la probabilidad de que el virus comience a esparcirse sin control? Estoy seguro de ello, el pueblo es sabio. A la hora de escribir este blog la taza promedio de contagio a nivel mundial es de 4.1%, esto es, dos puntos porcentuales más que el día anterior. La propagación aún no llega al tope de la curva; aún falta que en varios países se comiencen a ver sus efectos, los cuales tardan entre 5 a 10 días, o sea, en México estamos en retraso. Según las probabilidades, va a llegar el coronavirus y se va a esparcir de manera rápida y descontrolada.

¿El presidente es consciente de esto?, lo ignoro, sus respuestas y teorías de conspiración no ayudan a que me haga sentir tranquilo y confié en su doctor de cabecera, no importa cuantos títulos cargue en sus hombros y medallas en su solapa. Pero imagino que como buen político ha calculado, como lo hizo Italia y España, el golpe económico que tendría parar al país si tomara las medidas urgentes que sugiere la OMS para evitar su esparcimiento, un país de tercer mundo no está preparado para ello. Solo la población de clase alta podría distanciarse socialmente, lavarse las manos cuantas veces al día quiera y permanecer en casa encerrado viendo Netflix. Hay personas que viven al día, que tienen que pagar cuentas de banco, luz, agua y demás gastos, hay trabajadores independientes que no pueden darse el lujo de tomar unos días encerrados en casa, a estos el colapso económico ya les comenzó a afectar.

Decía Edgar Allan Poe “No creas nada de lo que escuchas, cree solo la mitad de lo que ves”. Para aquellos que son menores de 50 años y no tienen ninguna enfermedad respiratoria, sufren diabetes o tienen hipertensión, la probabilidad de morir por la infección de coronavirus es muy baja, ¿han visto las estadísticas en México de obesidad, diabetes y EPOC?. Lo responsable es evitar a toda costa que se esparza el virus, tomar con seriedad las medidas que sugiere la OMS y evitar lo más posible el fanatismo político, sea de derecha, izquierda, centro, norte, sur, este u oeste; sus intereses, necesidades y prioridades están lejos de ser iguales al de la mayoría de los mexicanos. Dejen que se ataquen entre ellos.

El virus que se invento para estabilizar la economía mundial.

Basta, no más teorías de conspiración, Basemonos en la razón y hagamos algo que de verdad nos puede salvar, Pensar. Algunas de las teorías que he llegado a escuchar estos últimos días, son tan fantásticas, que no comprendo cómo alguien puede creer en ellas, en lugar de la verdad que es más realista. A mi muy particular punto de vista, en las teorías de conspiración sobre el COVID-19, Los políticos son los que mejores teorías han dado, los medios de información aún con su imaginación, se han quedado cortos, una decepción ver que las redes sociales ocupan el tercer lugar, solo repiten lo que escuchan de los primeros y segundos. Pero el pueblo es sabio y las redes sociales son benditas.

No parar a tiempo el esparcimiento del virus va a hacer que muchos pacientes y varias personas se vean afectadas, por suerte el gobierno nos ha dado la solución a este problema cuando llegue la fase dos, podemos estar tranquilos. Si cuando lleguemos a la fase dos y después la fase tres, el mundo encuentra la cura y esto hace que se limite el daño en nuestro país, entonces celebraremos la buena suerte que tuvimos. No nos engañemos, y confundamos el azar con una buena estrategia, seamos conscientes de lo expuestos que se nos dejó, aquí no me refiero al gobierno, hablo de quienes no se han tomado con seriedad el tema y se lanzaron a comprar como borregos con el estómago suelto, papel de baño y pasta en los supermercados.

El modelo Küber-Ross, conocido como las cinco fases del duelo, señala un set de emociones por las cuales pasa un enfermo terminal y otras personas después de recibir una noticia que les impacte: negación, enojo, negociación, depresión y aceptación. Es importante medir con estas fases los sucesos que se van a ir desarrollando los próximos días, pues, según la probabilidad y la taza de infectados que maneja la OMS, aún no ha comenzado a sentirse los efectos del coronavirus en nuestro país.


Es sabido por los estudiosos del tema, que nuestra especie no sabe cómo actuar en los momentos de incertidumbre, lo cual produce ansiedad. La situación actual que se vive en México no es grave, y si se llegara agravar, no sería en realidad culpa del gobierno, sería culpa de nosotros como ciudadanos. Mantener la calma y enfocarnos en lo que tenemos bajo nuestro control es lo importante.

Al pasar los meses cuando podamos superar al coronavirus, volveremos a seguir luchando por hacer conciencia del cambio climático; la violencia contra mujeres y hombres continuara; los sistemas de justicia seguirán funcionando en relación a la cantidad de dinero que tienen los acusados.

La diferencia es las consecuencias que va a dejar en el mundo el paso de la pandemia, no todo será igual, muchas cosas cambiarán. La lección más importante es ser conscientes de lo frágil que somos como espacie y lo sencillo de como nos dejamos manipular. En casos como estos es mejor sobre-reaccionar antes que poner en peligro tu persona y a otros. Pensar y hacer análisis de la información que leemos, no nos dejemos llevar por el pánico con cualquier dato o teoría de conspiración sacada de la manga de un mago frustrado necesitado de atención. Actuemos con responsabilidad y compartamos solo información comprobada.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .