La Ilusión y El Deseo de Vivir a Salvo. Lejos del Peligro.

Ahí sentado en el aeropuerto esperando la llegada de alguna persona o despidiendo a un ser querido, miras a lo lejos las máquinas para detectar metales flanqueadas por guardias armados, te has preguntado ¿cuántos terroristas pasan por el detector de metales? ¿Qué cantidad de pasajeros intentan llevar materiales y productos para hacer una bomba sin ser vistos dentro del avión? ¿Cantas veces ha sucedido esto?

Quizá pensemos que de no existir estas medidas de seguridad los actos terroristas sucedan con más frecuencia, eso es posible pero poco probable. Un terrorista dispuesto a secuestrar un vuelo para hacer pública su postura, como hasta la fecha ha sucedido, no es detenido por los detectores de metales o cualquier otra herramienta utilizada para este fin, de hecho no he encontrado ningún dato que muestre la cantidad de veces que estás medidas de seguridad han cumplido con la función de prevención.

Los seres humanos se sienten seguros cuando miran que hay medidas de prevención contra aquello que le temen. Ninguna de las medidas de seguridad que alcanzas a ver previene al cien por ciento, estas existen para ocultar las fallas de un sistema mal planeado. Las medidas de seguridad que en realidad están hechas para prevenir son las que fueron concebidas desde el inicio, a través de aplicar márgenes de error, errores de observación, factores de seguridad, tolerancia permitida… estas no son visibles, quien las aplico no deseaba ganar un concurso de popularidad, lo hizo con el deseo de dar durabilidad a su proyecto y seguridad a los usuarios.

Me gustaría leer que la nueva normalidad será pensar. Que al transmitir información, la base sea la ciencia —lo más alejado a cualquier figura pública o algún burócrata en un puesto político, responsable de cumplir con una agenda de trabajo—, fomentar el arte, eliminar los noticieros que solo buscan publicidad y crear desinformación, leer libros en lugar de periódicos que basan sus encabezados en likes.

Lavarse las manos, cubrirse la boca al estornudar, mantener una distancia entre personas… esas indicaciones no son actuales, llevan mucho tiempo en boca de médicos. Ahora todo medio de información está enfocado en decirnos como será la nueva normalidad, las medidas de prevención que se van a llevar a cabo, la ilusión de estar seguros, nada de lo que proponen es sostenible, por lo menos no para aquellos que viven en el mundo real. Una utopía es lo que se muestra, nos desean convencer de algo que no será posible, si acaso hay que tener limpios los espacios públicos y mantener medidas de salubridad; desde que existen y se han implementado, hemos sido menos rigurosos con ellas.

Las personas que andan por ahí mentando las nuevas medidas de prevención como si fueran el nuevo y mejorado evangelio, son personas que piensan en primer orden. De nada a servido para ellas la lección de la pandemia; su origen no fue un murciélago, su origen y propagación fue la deficiente información llena de alarma y notas amarillentas sumada a la ignorancia colectiva y a la vanidad de algunos para aprovechar el momento y sobresalir de los demás dando “datos verídicos” a diestra y siniestra. El intentar imponer, la “Nueva Normalidad” es promover diferencias entre aquellos que no las pueden aplicar, con aquellos que si pueden aplicarlas y con aquellos que no desean aplicarlas.

Una de las fantasías que disfruto ver, son las medidas de prevención que se van a adoptar en las salas de cine, no es la exposición de las filas organizadas, tampoco el extremo cuidado con la limpieza, o de la “sana” distancia entre asistentes; es el uso de mascarillas en el interior de la sala de cine, donde los asistentes llevan en sus manos una bolsa de palomitas y un refresco, eso es engañar a las personas.

Las que caminan en despobladas calles con mascarilla, ¿acaso piensan que el virus flota en el aire esperando a su indefensa víctima? Hagamos un ejercicio de imaginación y pensemos que así sea, el virus vive flotando en el aire, pensemos en las consecuencias y alcances del contagio, nadie estaría a salvo, entonces ¿para que cuidarnos?

Nos gusta sentirnos seguros, así nos educaron: no puedes equivocarte; saca dieces en la escuela; obtén una licenciatura; el universo es causal…

El COVID-19 llegará a todos, se cree —según modelos mentales— el 80% de la población mundial en dos meses se habrá contagiado y tendrá inmunidad al coronavirus, esto tan solo es una teoría. Expongo la idea solo para mostrar una de las realidades que se espera y como es encubierta con algo llamado “Nueva Normalidad”. Es posible que antes de que termine el mes de octubre las personas estemos despreocupadas con las medidas de prevención; la única manera de volver a entrar en pánico es que los noticieros no encuentren una nota amarilla que vendernos, entonces comenzarán a alarmar a la población con datos médicos y de “expertos” sobre los posibles brotes del virus en temporada de frío. Vender papel de baño no es sencillo. Por suerte las cadenas de noticias tiene mucho de que hablar este fin del 2020: las elecciones para elegir presidente en Estados Unidos; las nuevas configuraciones de como se van a llevar los eventos deportivos importantes; la temporada de comentarios para mencionar “las mejores películas y series de TV de la historia”; la fragilidad de los derechos humanos; el cambio climático; los efectos de la recesión; no podemos descartar que en los próximos seis meses el año aún nos tenga preparada una gran sorpresa.

La solución más sencilla es la correcta; el orden de los factores no altera el producto; aquella niñez llena de certeza. Ambas expresiones fuera de contexto y utilizadas a conveniencia suenan bien. La realidad de ambas expresiones solo aplica en un contexto especifico. La solución más sencilla es la correcta: explica un problema con sus variables y consecuencias calculadas, ej. F=ma, E=mc2 o la identidad de Euler. Las tres formulas son bellas y perfectas y son —hasta ahora— la solución más sencilla a la pregunta a responder. Su aplicación es inmensa, sin embargo detrás de ellas hay una cantidad de cálculos que se tienen que hacer antes de utilizar esta formulas expuestas, i.e. no puedes calcular tu ubicación por medio de un satélite aplicando solo los datos E=mc2. El orden de los factores no altera el producto: igual que la anterior se utiliza mal, cualquiera que entienda la teoría de grupos o algebra podrá darse cuenta que esto es solo una expresión que funciona para la multiplicación, y quizá otras operaciones aritméticas, pero está lejos de ser una ley.

Ambas expresiones se están utilizando para dar certeza a la “Nueva Realidad”, desean dar validez a los datos que comparten. Hay también los que saben de voz de un médico, tal o cual idea o pronóstico. Así, un sin fin de expresiones que hemos comenzado a utilizar para intentar dar un razonamiento a lo que está sucediendo. Al ser humano le gusta hacer pronósticos pues, le da la ilusión de control sobre el azar. Esto es común, son maneras de auto-protegernos de la verdad de nuestro universo, todo es incertidumbre y los pronósticos solo son una falsa narrativa de aquellos que te desean vender espejitos.

No es malo creer que todo va a salir bien y las cosas van a mejorar, eso es lo que todos esperamos. Hay una diferencia entre aquellos que van a contribuir para que las cosas mejoren y aquellos que solo van a desear que todo sea bello con arcoíris.

Ahora que el mundo inicie esta nueva aventura, sería bueno aprender a abrazar la incertidumbre, dejarnos sorprender, pensar un poco mas las cosas, dejar de escuchar y compartir información que es solo es alarma y advertencia. Pensemos, es más sencillo asustar a un ser humano con estadísticas y datos falsos o negativos, que hacerlo reír y enseñar a disfrutar la vida con la idea de sorprenderse con el mañana, nada está escrito.

Prefiero ver a las personas sonreír que verlas asustadas.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .